Tras su éxito en la última edición de la Berlinale y los festivales de Sofia y Bafici de Buenos Aires, el documental “Jerez y el Misterio del Palo Cortado” se presentó en el Festival de Málaga 2015, en el que recibió una calurosa acogida dentro del ciclo Gastrowekend, con una mesa redonda y una cata, que permitió a los asistentes profundizar en el conocimiento de este vino singular. En la mesa redonda participaron grandes expertos en enología y gastronomía, además del director de la película, José Luis López Linares, ganador de dos premios Goya.

 

Jerez y el misterio del palo cortado

Jerez y el misterio del palo cortado

 

Durante el fin de semana, los días 22, 23 y 24, el singular documental se está viendo en Madrid en la Sala Matadero. Este largometraje sobre Jerez y sus vinos es una muestra coral que nos hace partícipes del pasado, el presente y el futuro de un vino excepcional a través del punto de vista de chefs como Ricardo Sanz, Andoni Luis Aduriz, Paco Pérez o David Muñoz y de sumilleres tan reconocidos como Josep Roca o María José Huertas. Gentes de la viña y gran número de bodegas completan la miscelánea del mundo del vino de Jerez.

El documental podrá, por fin en su tierra, verse los días 28 y 30 de mayo en la sala Compañía de Jerez.

 

Tras su paso por Jerez, el documental proseguirá su gira internacional por los Festivales de cine de Seattle, Edimburgo y Montreal.

El director del largometraje comenta que “son 89 minutos para enamorar al público, para dejarse fascinar por estos vinos únicos. La película pretende ser el punto de partida de una hermosa relación de amor y disfrute para los sentidos. El propio equipo de rodaje y montaje somos el vivo ejemplo de lo cautivador que es conocer el universo enológico jerezano”. Por su parte, Antonio Saura, productor del filme, comenta que “esta película surgió de una locura, pero estamos convencidos de que va a ayudar a divulgar el vino de Jerez por el mundo entero. Ya hay muchos festivales interesados, lo que muestra la calidad del trabajo pero sobre todo del producto en sí. No hay mejor ejemplo que el vino de Jerez como producto de alta calidad que necesita tiempo alcanzar la plenitud”.

 

 

Compartir